Vivir en equilibrio

Desde hace varios años, me intereso por la medicina natural, la unidad mente cuerpo, las terapias holísticas, el ayurveda, la alimentación saludable, el yoga o los productos cosméticos ecológicos, básicamente, he entrado en una dinámica vital más consciente y saludable y eso se transmite también a la forma en la que me ocupo de mis clientes en el estudio y cómo trato de enfocar sus necesidades desde un punto de vista más global, en el que veo su aspecto general como una consecuencia directa de su estilo de vida y procuro que los cambios que se van logrando, afecten también en mayor o menor medida sus hábitos diarios. Sólo así se consiguen transformaciones profundas en la estructura de la piel, el cabello, el cuerpo y por consiguiente, en la imagen que transmitimos al exterior.

hamaca
 

Sin embargo, para mi hay una cosa que es fundamental, no por el hecho de adoptar una forma de vida saludable debemos olvidar quienes somos y dónde vivimos, el principio de toda vida saludable se encuentra en el equilibrio entre todas las partes que la componen. Con esto quiero decir que trato de huir de la tendencia radical de que todo, absolutamente todo ha de ser ecológico, natural, estricto, rígido o estudiado. Vivimos en ciudades con un alto grado de contaminación, vivimos con estrés, con prisas, en espacios cerrados, con aire acondicionado y calefacción, teléfonos móviles, antenas que nos rodean por todas partes, y eso es algo que muchos de nosotros bien no podemos, o no queremos evitar.

Lo ideal para una vida perfecta sería tener la oportunidad de vivir más cerca de la naturaleza, poder cultivar nuestros propios alimentos o poder escaparnos a meditar tres meses al año, pero obviamente éstas son cosas que no están dentro de nuestra realidad para la mayoría de los que vivimos en grandes ciudades.

Dicho esto, pienso que un estilo de vida natural es aquel que mejor se adapta a nuestras condiciones personales, pero sin llegar a obsesionarnos con las cosas que no hacemos o que hacemos bien o mal. Ir poco a poco, adaptando cambios que nos aporten una mejor calidad de vida es la clave.

Pequeños pasos van consiguiendo grandes cambios a la larga. Está muy de moda el concepto ecológico, orgánico, vegano o natural, y la conclusión que saco de todas las grandes modas o tendencias es que nos sitúa frente a algo desconocido y lo convierte poco a poco en algo más común para todos. Eso es lo que está sucediendo con esta tendencia hacia lo natural, que observamos con más detalle las cosas que consumimos, los ingredientes de aquello que elegimos comer.

IMG_6350

¿Y en cuanto a cosmética? ya no nos conformamos con un producto bonito que nos han recomendado porque funciona, queremos saber de dónde viene, cómo se ha producido, qué ingredientes lleva y si es bueno para nosotros en particular, necesitamos referencias más personalizadas, un criterio profesional detrás del producto que se nos ofrece.

Esta tendencia está creando una conciencia más profunda en todos nosotros. #megusta

¿Qué opinas?

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *