¿Eco, Bio, Orgánico o Vegano?

Eco, bio, orgánico y vegano. Últimamente estos términos son los más utilizados en alimentación y producción de cosméticos pero, ¿sabemos realmente lo que significan?whiteLos adjetivos ‘eco’ (ecológico), ‘bio’ (biológico) y orgánico son sinónimos: todos designan a aquellos productos que no han sido tratados con ningún tipo de pesticida o producto químico que no sea natural; que han sido cultivados respetando los ciclos propios de la naturaleza y, por supuesto, que no son transgénicos –no han sido modificados genéticamente–. Es decir, proporcionan beneficios para el medio ambiente, la comunidad agrícola y ganadera local y garantizan productos ricos en nutrientes, vitaminas y minerales.  

En la práctica, entre los consumidores, quizá sí existe alguna diferencia entre esos adjetivos a un nivel más subjetivo, en el que ‘bio’ se entiende más como el producto natural que, por su calidad de nutrientes, es beneficioso para la salud, mientras que ‘eco’ tiene un carácter más medioambiental (datos recogidos de un artículo de El País).

El término “vegano” se refiere más a aquellos productos que no contienen absolutamente nada de origen animal, tampoco han sido testados con animales ni derivan de su explotación a ningún nivel, más allá de un consumo y una alimentación en esta línea, se trata de una forma de vida. 

 ¿Opiniones al respecto?

Compártelo

2 thoughts on “¿Eco, Bio, Orgánico o Vegano?

  1. Desde hace un par de años estoy comprando casi todo bio tanto en alimentación como en cosmética, pero cada vez estoy leyendo y escuchando más información sobre todo en temas de alimentación de científicos y personas que me dan bastante credibilidad diciendo que no hay diferencia para la salud entre lo eco y lo “normal”… la verdad, no sé que pensar.. porque evidentemente diferencia en el bolsillo sí que la hay… un saludo

    1. María, gracias por tu comentario. Es cierto que muchas veces, los certificados “eco” o “bio” dependiendo del producto en cuestión, no exigen que el 100% de los ingredientes que contiene el producto sean de origen natural, por lo que aunque en la etiqueta ponga que es “eco”, no siempre es así, simplemente llevan algún ingrediente o un porcentaje de ellos que sí lo son. Así que opino igual que tú, me parece que todo eso confunde al cliente y pienso además que la información de los productos debería ser más concreta y clara. En el lado positivo, creo que cada vez se arroja más luz sobre este tema y el cliente final se hace cada vez más exigente, lo que lleva a las marcas a cuidar un poco más lo que ofrecen. Yo personalmente trato de consumir productos locales y de temporada en lo que se refiere a alimentación, y en otras areas como la cosmética, trato de ser más exigente con la calidad que con la procedencia, porque creo mucho también en la tecnología:) Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *