¿Dónde y cómo se aplica el corrector?

Un corrector y una base de maquillaje a veces son muy parecidos, los dos sirven para corregir e igualar el tono de la piel.

La diferencia básica entre uno y otro es que el corrector, lo utilizamos también para corregir pequeñas imperfecciones como granitos o marcas y capilares, aunque lo que muchas veces no sabemos es que podemos utilizar una base de maquillaje exactamente de la misma forma en la que utilizamos el corrector, sólo en aquellas zonas en las que necesitamos disimular o igualar tono.

Justo por esto, es muy importante elegir muy bien qué tipo de base utilizamos y qué tono es el que mejor se adapta a nosotras. Por ejemplo, el tono #22 del Un Cover Up de rms Beauty es el más demandado, yo lo utilizo en prácticamente todos los tonos de piel, salvo en las pieles muy blancas o muy oscuras y sirve tanto como base de maquillaje como corrector.

El tono #11 del mismo producto, Un Cover Up de rms Beauty, es maravilloso como corrector iluminador para todas (salvo las muy oscuras de piel que pueden utilizar el #22). Cubre e ilumina perfectamente una ojera oscura y se puede mezclar con otros maquillajes para aportar luminosidad en algunas zonas como pómulos, mentón o tabique nasal.
 02

¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios!

 

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *