Se me cae el pelo, pero con amor

A veces esperamos que los demás hagan cosas por nosotros que nosotros mismos nunca nos hacemos. ¿Porqué no consentirnos, mimarnos, querernos, abrazarnos, sonreirnos… un poco más?

Siempre he creído que todo lo que hacemos en la vida se puede hacer de dos maneras primitivas; desde el amor o desde el temor. Cuando hacemos algo desde el temor, es inevitable conectar con sensaciones de desconfianza, inseguridad, reserva… el miedo a veces nos hace tomar decisiones equivocadas o que no nos dan esa tranquilidad que siempre buscamos. Cuando esto te pase, piensa siempre; ¿cómo estoy haciendo esto? ¿desde el amor? ¿o desde el temor?

Al tomar decisiones desde el amor, todo es mucho más sencillo, todo se ve más claro, resulta más ligero, más ameno… confiamos, nos entregamos, nos hace felices aquello que hemos determinado. Además, aunque el final se puede torcer, la diferencia es que no tenemos miedo al resultado, porque estamos actuando desde el corazón, y lo que importa es ése momento.

En estos días en los que quiero hablar del amor desde un punto de vista más profundo, os propongo que al menos tratéis de tomar decisiones desde el amor, veamos qué pasa. ¿Te apuntas?

Vamos a elegir productos desde el amor o desde el temor, os pongo un ejemplo:

Se me cae el pelo: desde el temor buscaríamos un remedio rápido y eficaz que no me quite demasiado tiempo y que sea efectivo. Buscamos por la web, vemos productos, precios, promesas… nos decidimos por alguno que nos parece interesante y de alguna manera nos sentimos mejor porque le hemos prestado algo de atención al problema. Después aprendemos a utilizarlo y cada vez que nos pongamos el producto pensamos; Vaya, qué poco pelo tengo, se me cae tanto, qué voy a hacer si no logro cortar la caída, espero que esto pase pronto, menudo calvario, qué horror, ¡¡¡esto huele fatal!!!

Se me cae el pelo: desde el amor, la pregunta sería; ¿qué haría el amor por mi pelo? ¿qué haría con este problema? Pues está claro, ¿verdad? El amor lo cuidaría, lo amaría, trataría de encontrar un espacio para ocuparse de esa parte de ti que ahora te necesita y necesita de tus cuidados. Y buscamos productos desde aquí; ¿qué estoy haciendo con mi pelo que puede mejorar? ¿qué productos, tratamientos existen que me puedan hacer sentir mejor conmigo misma y con mi pelo? ¿qué podría hacer yo para cuidarlo un poquito más?

tratamiento_capilar_bringadi-caida_capilar-checosa07

Por todo esto para mi el aceite Bringadi de Kama Ayuveda en este caso es PURO AMOR. Pues aquí ya no entra sólo un producto, aquí entra en juego una relación personal con tu pelo, y lo que es más importante, una relación personal con el producto que has elegido, un compromiso más profundo con ese problema, una oportunidad para dedicarle un espacio de ti a algo que te está necesitando, algo que quieres, que necesitas, que te cuidas, que amas. Tu pelo, y no tu caída. Cuidas de tu pelo, cuidas de ti.

Visita mi shop: www.evavillarbeauty.com 

 

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *